Carrito
Productos en Oferta!
Cannabis fumado

Formas de consumir cannabis: Una mirada a los métodos más actuales

¿Estás buscando nuevas formas de disfrutar del cannabis? En este artículo, exploraremos en detalle las diferentes formas de consumir cannabis disponibles en la actualidad. Desde los clásicos porros hasta los vaporizadores más sofisticados, descubriremos cómo estas opciones ofrecen experiencias únicas y beneficios para los consumidores.

Table of Contents

Inhalado

El método más común de consumo de marihuana es inhalado. Sin embargo, dentro de esta categoría, existen dos enfoques distintos: la combustión y la vaporización.

Combustión

La combustión es una forma tradicional y común de fumar marihuana. Consiste en encender y quemar la hierba seca, lo que produce humo que se inhala. Dentro de la categoría de la combustión, dos métodos populares son los porros y los bongs.

Porros

Uno de los métodos más populares y conocidos para fumar la mota es a través de porros. Un porro, también conocido como ‘joint’, es un cigarrillo de mota enrollado en papel especial. Los porros ofrecen una experiencia tradicional y versátil, ya que se pueden personalizar utilizando diferentes tipos de papel, filtros y técnicas de liado. Algunos tipos de papel populares incluyen el papel de liar clásico, papel hecho de cáñamo, papel con sabor, entre otros.

Es importante mencionar también los riesgos asociados con la combustión de marihuana. La combustión puede generar subproductos tóxicos y carcinógenos debido al contacto directo de la hierba con el fuego. Una alternativa para reducir estos riesgos es utilizar papel con filtros de carbón activado, que pueden ayudar a atrapar algunas impurezas y reducir la exposición a toxinas.

Bongs

Otra opción popular para fumar cannabis es utilizar un bong. Un bong es un dispositivo de agua que filtra y enfría el humo antes de ser inhalado. El bong consta de una cámara de almacenamiento de agua, un tubo de inhalación y un cuenco para colocar la hierba. Al fumar a través de un bong, el humo pasa a través del agua, lo que ayuda a enfriarlo y filtrarlo, proporcionando una experiencia más suave para los pulmones. Los bongs son conocidos por crear grandes bocanadas de humo y son apreciados por su efecto potente.

Existen diferentes opciones de materiales para bongs, como vidrio, acrílico y cerámica. Cada material tiene sus propias características y beneficios. Los bongs de vidrio son populares debido a su durabilidad y capacidad para proporcionar una experiencia de fumar más pura, ya que no liberan ningún residuo o sabor no deseado.

Dabbing

El dabbing es un método más avanzado y concentrado de fumar cannabis. Implica calentar y vaporizar concentrados de alta potencia, conocidos como dabs, utilizando un dispositivo especializado llamado «rig». El rig consta de un nail, que se calienta con un soplete, y un domo que atrapa el vapor.

El uso de concentrados en el dabbing puede proporcionar una experiencia extremadamente potente y rápida de los efectos del cannabis. Es importante destacar que los concentrados son muy diferentes a la hierba seca tradicional y requerirán una dosificación y experiencia adecuadas para evitar consumir demasiado. Además, debido a las altas temperaturas necesarias para vaporizar los concentrados, es fundamental tener precaución y utilizar los elementos de seguridad adecuados, como guantes resistentes al calor.

Vaporización

La vaporización es una forma cada vez más popular de consumir cannabis, ya que ofrece una experiencia más suave y discreta en comparación con la combustión. A continuación, exploraremos algunas formas comunes de vaporizar cannabis.

Plumas de Wax

Las plumas de wax, también conocidas como dab pens, son dispositivos compactos y portátiles diseñados específicamente para vaporizar concentrados de cannabis como el wax.

Las plumas de wax utilizan bobinas de cerámica o cuarzo para calentar y vaporizar los concentrados. Estas plumas son convenientes y discretas, ya que se asemejan a un dispositivo de vapeo regular y se pueden transportar fácilmente en un bolsillo o bolso. Son ideales para aquellos que buscan una forma rápida y conveniente de consumir concentrados de cannabis sobre la marcha.

Vaporizadores Herbales

Los vaporizadores herbales son dispositivos diseñados específicamente para vaporizar la hierba seca. Existen diferentes tipos y estilos de vaporizadores herbales, incluyendo dispositivos portátiles y de escritorio, así como modelos con convección o conducción para calentar la hierba.

Los vaporizadores herbales portátiles son populares entre los consumidores que buscan una experiencia discreta y portátil. Estos dispositivos permiten un control preciso de la temperatura, lo que permite a los usuarios personalizar su experiencia y disfrutar de los perfiles de terpenos naturales de la hierba.

Por otro lado, los vaporizadores herbales de escritorio son más grandes y potentes, diseñados para su uso en casa. Estos dispositivos generalmente utilizan la convección, lo que significa que el aire caliente pasa a través de la hierba sin tocarla directamente, lo que proporciona una vaporización más uniforme y eficiente.

Híbridos

Para aquellos que desean disfrutar de lo mejor de ambos mundos, existen vaporizadores híbridos que combinan la vaporización y la combustión en un solo dispositivo. Estos vaporizadores 2 en 1 permiten a los usuarios elegir entre vaporizar la hierba seca o usar cápsulas de concentrados para una experiencia más intensa.

Los vaporizadores híbridos ofrecen una versatilidad única y son ideales para aquellos que desean experimentar diferentes formas de consumir cannabis según sus preferencias individuales.

Vaporizadores de mesa

Los vaporizadores de mesa, también conocidos como «volcanes», son dispositivos de alta potencia diseñados para su uso en casa. Estos vaporizadores son ideales para sesiones de consumo compartido, ya que pueden producir grandes cantidades de vapor y proporcionar una experiencia más potente y satisfactoria.

En comparación con los vaporizadores portátiles, los vaporizadores de mesa suelen requerir un tiempo de calentamiento más largo y están diseñados para un uso más prolongado. Son perfectos para aquellos que buscan una experiencia en un entorno social y relajado.

Ingerido

Además de la inhalación, existen otras formas de consumo, como la ingestión, esta forma se caracteriza por tener un comienzo de los efectos tardío pero de mucha mayor prolongación.

Comestibles

Los comestibles son productos alimenticios que han sido infundidos con cannabis. Pueden incluir una amplia variedad de productos, como galletas, brownies, chocolates, gomitas, caramelos, entre otros. Los comestibles ofrecen una forma discreta y sabrosa de consumir cannabis.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los comestibles pueden tener un inicio de efecto más lento y durar más que la inhalación. Esto se debe a que el cannabis ingestible debe pasar por el proceso de digestión antes de que los cannabinoides sean absorbidos por el cuerpo. Por lo tanto, es fundamental comenzar con dosis bajas y esperar un tiempo adecuado antes de consumir más, ya que el efecto puede variar ampliamente de una persona a otra.

Aceites

Los aceites de cannabis son extractos concentrados que se pueden ingerir directamente o mezclar con alimentos y bebidas. Estos aceites son extremadamente versátiles y permiten una dosificación precisa y controlada.

Existen diferentes tipos de aceites de cannabis, como el aceite de CBD (cannabidiol) y el aceite de THC (tetrahidrocannabinol). El aceite de CBD se utiliza a menudo para sus propiedades terapéuticas sin efectos psicoactivos, mientras que el aceite de THC se utiliza para obtener efectos psicoactivos.

Tinturas

Las tinturas de cannabis son líquidos que contienen extractos de cannabis en una base alcoholica o de glicerina. Se pueden ingerir directamente debajo de la lengua o mezclarse con alimentos y bebidas. Las tinturas ofrecen una forma rápida y discreta de consumir ya que se absorben rápidamente a través de la mucosa bucal.

Las tinturas son conocidas por su dosificación precisa, ya que generalmente vienen con cuentagotas que permiten una fácil medición de la cantidad deseada. Son una excelente opción para aquellos que buscan una forma flexible y controlada de consumir cannabis.

Microdosis

La microdosificación consiste en consumir pequeñas cantidades de cannabis para obtener beneficios terapéuticos sin experimentar efectos psicoactivos. Esta técnica es ideal para aquellos que buscan los beneficios medicinales sin sentirse intoxicados.

La microdosificación implica tomar dosis muy bajas de THC, generalmente entre 1 y 5 mg, lo que permite a los usuarios experimentar un efecto sutil pero beneficioso. Se cree que esta técnica ayuda a mantener un equilibrio en el sistema endocannabinoide y puede ser utilizada como apoyo en el manejo del dolor, ansiedad, estrés y otros síntomas.

Tópicos

Además de la inhalación y la ingestión, el cannabis también se puede utilizar tópicamente para diversos fines terapéuticos.

Las pomadas, los aceites y las gotas con THC/CBD se pueden aplicar directamente sobre la piel para aliviar el dolor, reducir la inflamación y tratar afecciones dermatológicas. Estos productos tópicos de ofrecen beneficios terapéuticos sin generar efectos psicoactivos.

El uso tópico del cannabis ha ganado popularidad debido a su capacidad para proporcionar alivio localizado y dirigido a áreas específicas del cuerpo. Las pomadas y los aceites son especialmente efectivos para el alivio de dolores musculares y articulares, mientras que las gotas se pueden utilizar para tratar condiciones como el acné y eczema.

Conclusiones

En conclusión, existen numerosas formas de fumar cannabis, cada una con sus propias características y beneficios. Desde el clásico porro hasta los vaporizadores más avanzados, cada método ofrece una experiencia única y adaptable a diferentes preferencias y necesidades.

Es importante explorar y experimentar con diferentes métodos para encontrar el adecuado para ti. Al elegir una forma de consumo, ten en cuenta tus preferencias personales, así como los aspectos legales y de seguridad del consumo de cannabis en tu región.

Recuerda que el consumo responsable de marihuana implica conocer y respetar tus límites, y siempre estar informado sobre los efectos y riesgos asociados. Siempre es recomendable consultar a un profesional de la salud o a un experto para obtener orientación y asesoramiento antes de comenzar a utilizar cualquier forma de consumo de cannabis. Disfruta de manera responsable y segura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *