Carrito
Productos en Oferta!
concentrados de cannabis

Concentrados de Cannabis: Guía Completa

Temas

¿Qué son los extractos/concentrados de cannabis?

Los extractos de cannabis son el resultado de procesar y concentrar las partes más valiosas de la planta. Contienen una amplia variedad de cannabinoides y terpenos presentes en las flores de cannabis.

En comparación con la marihuana en su forma de flor, los extractos de cannabis presentan una concentración mucho mayor de cannabinoides y terpenos por cantidad.

Los cannabinoides y terpenos son los elementos responsables de los efectos, aromas y sabores que se experimentan al consumir productos de cannabis. Estos compuestos se encuentran en los tricomas, pequeñas estructuras brillantes que se hallan en toda la planta de cannabis.

Es importante destacar que los extractos de cannabis son esencialmente una concentración de estos tricomas. Incluso al observar una flor de cannabis de alta calidad, es posible apreciar la presencia de tricomas en su superficie, especialmente en los cogollos.

Los extractos de cannabis ofrecen la oportunidad de disfrutar de las mejores cualidades de la planta de diversas formas y están disponibles en una variedad de texturas que pueden ser consumidas utilizando distintos métodos.

Dependiendo de la forma final, los extractos y concentrados de cannabis pueden ser consumidos por sí mismos, añadidos para aumentar la potencia de un porro o incorporados de manera precisa en comestibles.

El kief representa la forma más sencilla de extracto de cannabis, mientras que existen otros ejemplos como el hash, los concentrados de BHO y aquellos obtenidos mediante la extracción con CO₂. Si bien las tinturas y los comestibles también se consideran extractos en sentido técnico, en este artículo nos centraremos en los extractos que pueden ser fumados o vaporizados.

La evolución de los concentrados de cannabis a lo largo de la historia

A pesar de su percepción como un producto de alta tecnología, los concentrados de cannabis tienen una historia que se remonta a tiempos antiguos. Su origen se encuentra en el mundo antiguo en forma de hachís o hash. El hash originalmente se originó en China, pero se hizo famoso por su uso en India y Medio Oriente, incluso apareciendo en «Las mil y una noches».

las mil y una noches

A medida que el hash se difundió, llegó a Europa en el siglo XVIII. Escritores como Gmelin detallaron sus propiedades medicinales, lo que aumentó su popularidad. Después de las guerras napoleónicas, las tropas francesas que llegaron a Egipto quedaron fascinadas con el hash y llevaron consigo esta forma concentrada de cannabis. Incluso en París, se fundó el «Club des Hashischins», una comunidad que giraba en torno a su consumo, y sus miembros incluían a personalidades como Victor Hugo, Charles Baudelaire y Alexandre Dumas.

Club de hashis

El hash también tuvo un impacto significativo en el campo médico. Samuel Hahnemann, fundador de la homeopatía, argumentó en 1811 sobre su eficacia y, a finales del siglo XIX, el hash se utilizaba como tratamiento para diversas condiciones médicas como el insomnio, el dolor, las migrañas y los problemas menstruales.

Sin embargo, a medida que avanzaba el siglo XX, se avecinaba una tormenta para el hash y los concentrados de cannabis en general. Con el surgimiento de la prohibición de drogas a nivel mundial, el hash se convirtió en una sustancia perseguida y criminalizada. Con la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, el hash fue catalogado como una sustancia ilegal en todo el mundo, y la época dorada del hachís legal llegó a su fin.

A partir de entonces, el hash tuvo que operar en la clandestinidad, pero no se dejó vencer. Marruecos se convirtió en el principal exportador de hash, suministrando al mundo hash de baja calidad conocido como «soap bar». Sin embargo, en la década de 1990, Afganistán recuperó su posición como principal exportador de hash de alta calidad, reintroduciendo así el hash de calidad en el mercado global.

A medida que el hash seguía su curso en el mundo clandestino, surgió un nuevo tipo de concentrado llamado «aceite de hash» en la década de 1970. Los avances tecnológicos permitieron a los productores de cannabis utilizar alcohol, carbón activado y miel para crear un concentrado con niveles más altos de THC que el hash tradicional. Pronto, el aceite de hash ganó popularidad y fue incluso utilizado en experimentos del proyecto MK-Ultra de la CIA como una posible herramienta para el control mental.

Gran parte de la historia reciente de los concentrados de cannabis se ha centrado en los últimos 20 años. En 1999, empezaron a circular instrucciones en internet sobre la extracción de butano. En 2005, el canadiense Budderking popularizó la técnica para producir «budder», un tipo de concentrado, así como el uso del rig de dabbing, una forma eficiente y rápida de consumir concentrados. Desde entonces, los aceites de hash han evolucionado en sofisticación y prestigio, posicionándose como elementos clave en la industria global del cannabis.

Clasificaciones de los extractos de cannabis

Los concentrados de cannabis se pueden clasificar en dos categorías principales: aquellos que son extractos y aquellos que no lo son. Los extractos son elaborados utilizando un solvente y suelen denominarse aceite de hash. Por otro lado, los concentrados que no son extractos incluyen el hash, el rosin hash y el kief. Cabe destacar que el bubble hash, aunque utiliza agua como solvente, no se considera un extracto en el mundo del cannabis, ya que el agua no se clasifica como solvente en este contexto.

Concentrados de cannabis Clasificaciones

Los extractos se pueden categorizar de acuerdo al tipo de solvente utilizado y a su consistencia. Algunas categorías basadas en el solvente incluyen el BHO, que emplea butano como solvente, el PHO, que utiliza propano como solvente, las extracciones basadas en CO₂, que hacen uso de CO₂ supercrítico como solvente, y los extractos basados en alcohol, que utilizan alcohol como solvente.

Además, los extractos también pueden ser clasificados según su consistencia. El término «wax» se refiere a los extractos con una textura cerosa y opaca. Por otro lado, el término «sap» se utiliza para describir los extractos pegajosos y transparentes. El «shatter» se refiere a los extractos que son duros y transparentes, asemejándose al vidrio. El «pull ‘n’ snap» se refiere a los extractos con una consistencia similar al toffee. Y, por último, el «budder» se refiere a los extractos con una textura opaca y esponjosa.

Es importante destacar que las distintas consistencias de los extractos se logran mediante variaciones en la velocidad y las condiciones de enfriamiento durante su producción. Por ejemplo, el budder se puede obtener mediante un proceso de «batido» del extracto sobre una placa de enfriamiento. A pesar de la creencia popular, la consistencia de un extracto tiene poco efecto en sus propiedades psicotrópicas o medicinales.

Potencia de los concentrados

Los concentrados de cannabis son productos que se obtienen al romper los tricomas de la flor de cannabis y comprimir su contenido. Son conocidos por ser ricos en cannabinoides y terpenos, que son los compuestos responsables de los efectos del cannabis.

Los concentrados gozan de popularidad por dos razones principales. En primer lugar, tienden a tener un contenido de THC mucho más elevado que las variedades de cannabis convencionales, lo que resulta en un efecto intoxicante más potente. En segundo lugar, suelen poseer una mayor concentración de cannabinoides medicinales y terpenos, lo que potencia los efectos terapéuticos del cannabis.

La potencia es una de las principales ventajas de los concentrados, pero también conlleva ciertos riesgos. Los usuarios sin experiencia pueden sentirse abrumados al consumir su primer dab, pudiendo experimentar paranoia o sensaciones desagradables. Por lo tanto, aquellos que se inician en los concentrados deben comenzar con pequeñas dosis y proceder con precaución, incrementando gradualmente la cantidad según su tolerancia y experiencia.

Concentrados Manufacturados vs hechos en casa

Cuando se trata de concentrados de cannabis, al igual que con las galletas, los usuarios se enfrentan a la pregunta de si comprarlos en tienda o hacerlos en casa. Los usuarios suelen tener tres opciones: comprar concentrados comerciales, adquirir concentrados elaborados por productores caseros o fabricarlos ellos mismos. Para tomar una decisión informada, es necesario entender los diferentes tipos de concentrados y cómo se elaboran.

En cuanto a los concentrados que no utilizan solventes, muchas personas optan por hacerlos en casa. De hecho, cualquier persona que utilice un recolector de kief está técnicamente elaborando concentrados caseros. El kief acumulado puede añadirse a cigarrillos, espolvorearse en café o utilizarse para crear «moon rocks».

También existen diversas formas de elaborar hash en casa. Algunos usuarios se inclinan por la simplicidad del «shoe hash», que consiste en empacar el kief en una bolsa hermética y colocarla en el talón del zapato. A lo largo del día, al caminar, se aplica calor y presión, compactándolo hasta convertirlo en hash. Otra opción es el rosin hash, en el cual las flores de cannabis se colocan entre papel encerado y luego se prensan con una plancha para el cabello, liberando una resina similar al BHO. Existen otros métodos para hacer hash, como el uso de licuadoras, compresores y agitación con hielo. Cada método de producción de hash tiene sus propias características, pero todos comparten la misma ventaja de ser seguros debido a la ausencia de solventes.

Por otro lado, los extractos son un poco más complicados. Dos de los más populares, el BHO y el PHO, conllevan ciertos riesgos. La extracción con butano implica el uso de materiales explosivos y ha habido casos de explosiones en cocinas durante el proceso de producción por extractores caseros. Otro peligro del BHO o PHO es la posible presencia de contaminantes en el producto final.

Para aquellos que se inician en la extracción casera, no se recomienda comenzar con BHO o PHO. En su lugar, es preferible probar una extracción basada en alcohol, que presenta poco riesgo y es una excelente manera de familiarizarse con el proceso.

Los extractos comprados en tienda suelen ser producidos utilizando el método de extracción con CO₂ supercrítico. Este método permite a los productores obtener una amplia gama de cannabinoides y terpenos sin riesgo de contaminantes. Actualmente, el CO₂ supercrítico es el método de extracción más utilizado a nivel comercial. Sin embargo, el equipo necesario para llevarlo a cabo es extremadamente costoso, por lo que es poco probable que se encuentre en los laboratorios caseros.

En resumen, la elección entre comprar concentrados en tienda o elaborarlos en casa depende de las preferencias personales, el nivel de experiencia y los recursos disponibles. Ambas opciones tienen sus ventajas y desafíos, por lo que es importante considerar todos los aspectos antes de tomar una decisión.

Cepas de Cannabis usadas para hacer concentrados

La elección de las cepas de cannabis adecuadas para la elaboración de concentrados es un aspecto crucial en este proceso. A continuación, se presentan algunas consideraciones importantes a tener en cuenta al elegir las variedades adecuadas:

Espectro entre indica y sativa: Las variedades de cannabis se encuentran en diferentes puntos del espectro entre indica y sativa. Las indicas tienden a ofrecer efectos más relajantes, con potentes sensaciones corporales que pueden estimular el apetito y promover la somnolencia. Por otro lado, las sativas tienden a ser más energizantes, generando una sensación cerebral estimulante, aumentando la creatividad y, a veces, provocando ansiedad.

Niveles de THC: El nivel de THC en una variedad determinará la potencia de sus efectos psicotrópicos. Si buscas un concentrado con un alto contenido de THC, es importante elegir variedades conocidas por tener altos niveles de THC.

Niveles de CBD: El nivel de CBD en una variedad está relacionado con muchos de los efectos medicinales del cannabis. Si estás interesado en utilizar concentrados para tratar condiciones médicas como el dolor crónico, la ansiedad o la epilepsia, es recomendable seleccionar variedades con niveles significativos de CBD.

A continuación, se mencionan algunas cepas recomendadas para la producción de concentrados, cada una con un enfoque diferente:

Royal Gorilla: Es una híbrida equilibrada entre indica y sativa que puede alcanzar hasta un asombroso 30% de THC. Es una excelente elección para aquellos que buscan obtener concentrados con un alto contenido de THC.

Euphoria: Esta variedad predominantemente indica tiene un nivel de CBD del 7%, lo que la convierte en una opción interesante para aquellos que buscan concentrados con fines medicinales.

Painkiller XL: Se trata de una variedad predominantemente sativa con niveles equilibrados de THC y CBD. Es una excelente opción para aquellos que buscan experimentar los beneficios de ambos cannabinoides.

Ten en cuenta que estas son solo algunas recomendaciones y hay una amplia variedad de cepas disponibles en el mercado. Es importante investigar y analizar las características de diferentes variedades para encontrar las más adecuadas a tus necesidades y preferencias.

Terpenos

Efectivamente, los terpenos desempeñan un papel importante en la selección de variedades de cannabis para la producción de concentrados. Estos compuestos son responsables del sabor distintivo de las cepas de cannabis y también pueden influir en los efectos psicoactivos y medicinales de la planta.

A continuación, se mencionan algunos terpenos y sus características asociadas:

Limoneno: Este terpeno tiene propiedades antidepresivas y puede ser beneficioso para combatir la depresión. Las variedades ricas en limoneno, como Jack Herer, son conocidas por su contenido de THC y su agradable aroma cítrico.

Beta-cariofileno: Se ha demostrado que este terpeno reduce los síntomas de depresión y ansiedad. Royal Cookies es una variedad que contiene beta-cariofileno y se destaca por sus efectos estimulantes y celebrados.

Linalool: Este terpeno se ha asociado con propiedades que pueden ayudar con la ansiedad social y problemas de agresión. Las cepas descendientes de Grand Daddy Purple, como Legendary OG Punch, suelen tener altos niveles de linalool.

Al consumir concentrados, es importante tener en cuenta la temperatura, ya que los terpenos son más volátiles que el THC y el CBD. Los terpenos pueden evaporarse fácilmente con altas temperaturas de inhalación, lo que puede afectar el sabor y los perfiles de terpenos. Si prefieres conservar los terpenos al consumir concentrados, es recomendable utilizar temperaturas bajas durante la vaporización para evitar una pérdida excesiva de estos compuestos aromáticos.

En resumen, al seleccionar variedades de cannabis para la producción de concentrados, no solo es importante considerar el contenido de THC y CBD, sino también el perfil de terpenos que ofrecen, ya que estos pueden tener propiedades psicoactivas y medicinales únicas.

Formas de consumir los concentrados de cannabis

Existen varias formas de consumir concentrados de cannabis. A continuación, se enumeran algunas de las más comunes:

Comestibles: Los concentrados se pueden utilizar para hornear comestibles, agregándolos a recetas que normalmente se utilizarían con flores de cannabis. Los métodos de cocción pueden variar según las preferencias y las recetas específicas.

Mezclado en porros o pipas: Los concentrados se pueden agregar a porros o pipas de cannabis en pequeñas cantidades para aumentar la potencia y los efectos. Esto se hace generalmente espolvoreando o untando el concentrado en la flor de cannabis.

Vaporizado: La vaporización es una forma popular de consumir concentrados. Se utiliza un vaporizador específico para concentrados, como los vape pens, que calientan el concentrado a una temperatura adecuada para vaporizar los cannabinoides y terpenos sin quemar la sustancia. Los vape pens son discretos, fáciles de usar y proporcionan una experiencia de consumo más suave en comparación con otras formas.

Dabbing: El dabbing es un método más avanzado para consumir concentrados que implica vaporizar el concentrado utilizando una superficie caliente (clavo o nail) y luego inhalar el vapor resultante a través de un rig (pipa modificada). Este método es considerado más potente debido a la alta concentración de cannabinoides y terpenos inhalados. Es importante tener en cuenta que el dabbing requiere equipo específico y puede llevar tiempo acostumbrarse a él.

Es importante recordar que el consumo de concentrados puede ser más potente que el consumo de la flor de cannabis, por lo que es recomendable comenzar con dosis bajas y aumentar gradualmente según la tolerancia y las preferencias personales. Además, siempre es importante respetar las leyes y regulaciones locales en torno al consumo de cannabis y sus derivados.

Beneficios de los concentrados

Los concentrados de cannabis ofrecen una amplia gama de beneficios para los usuarios. A continuación, se detallan algunos de los beneficios más destacados:

  1. Mayor potencia: Los concentrados son significativamente más potentes que la flor de cannabis debido a la alta concentración de cannabinoides y terpenos. Esto brinda la posibilidad de experimentar colocones más intensos o efectos medicinales más potentes. Además, permite lograr los mismos efectos deseados con una menor cantidad de producto.
  2. Efectos medicinales mejorados: Debido a su mayor concentración de cannabinoides y terpenos, los concentrados pueden ofrecer beneficios medicinales más marcados que la flor de cannabis. Esto puede ser beneficioso para el alivio del dolor, la reducción de la ansiedad, el control de las náuseas y otros problemas de salud.
  3. Inhalación más suave: Los concentrados, al tener menos materia vegetal, suelen proporcionar una inhalación más suave en comparación con la flor de cannabis. Esto puede ser especialmente beneficioso para aquellos con sensibilidad pulmonar o problemas respiratorios.
  4. Mayor duración: Los concentrados tienden a durar más que la flor de cannabis, ya que se requiere una menor cantidad para lograr los mismos efectos deseados. Esto permite un uso más eficiente y un mayor rendimiento del producto.
  5. Versatilidad de uso: Los concentrados se pueden usar de diversas formas, como vaporización, dabbing, mezclados en comestibles o incluso aplicados tópicamente. Esto brinda flexibilidad para adaptarse a las preferencias y necesidades de cada individuo.
  6. Mayor discreción: Los concentrados son más discretos que la flor de cannabis, especialmente cuando se utilizan vape pens. Su tamaño compacto y aroma más suave permiten un consumo más discreto en comparación con otros métodos de consumo.
  7. Facilidad de almacenamiento: Los concentrados, en general, son más fáciles de almacenar que la flor de cannabis. Se pueden mantener en envases pequeños y opacos, protegiendo así su calidad y evitando la exposición a factores ambientales como la luz y la humedad.
  8. Mayor eficiencia: Debido a su alta concentración de cannabinoides, los concentrados permiten un aprovechamiento más eficiente del cannabis, ya que se requiere una menor cantidad para obtener el mismo nivel de efecto que con la flor de cannabis.
  9. Reducción de olor: Los concentrados, al tener menos materia vegetal, tienen menos olor que la flor de cannabis, lo que puede ser beneficioso para aquellos que deseen disfrutar de las propiedades del cannabis de manera más discreta y sin dejar rastros de olor.
  10. Mayor control de dosificación: Los concentrados permiten un control más preciso sobre la dosificación, ya que se pueden medir con mayor precisión en comparación con la flor de cannabis. Esto es especialmente útil para uso medicinal, donde se requiere una dosificación precisa.
  11. Menor tiempo de preparación: Para aquellos que prefieren formas más rápidas de consumir cannabis, los concentrados ofrecen una ventaja en términos de tiempo de preparación, ya que suelen requerir menos tiempo y esfuerzo para estar listos para su consumo.

Los beneficios de los concentrados pueden variar entre los diferentes tipos de concentrados y métodos de consumo. Cada individuo puede tener necesidades y preferencias únicas, por lo que es importante investigar y experimentar para encontrar los concentrados que se ajusten mejor a sus necesidades.

Además, es fundamental utilizar los concentrados de manera responsable y respetar la dosificación adecuada. Los concentrados son potentes y pueden tener efectos más intensos que la flor de cannabis, por lo que es esencial comenzar con dosis bajas y aumentar gradualmente según la tolerancia personal.

Asimismo, almacenar los concentrados correctamente en un lugar fresco, oscuro y hermético ayudará a mantener su calidad y potencia a largo plazo.

Productos relacionados

Jeeter Juice Live Resin
  • Seleccionar opciones Este producto tiene múltiples variantes. Las opciones se pueden elegir en la página de producto
(9)

Plumas de Wax

Jeeter Juice

Jeeter Juice es una de las marcas de extractos de cannabis más populares en el mundo y esta pluma de wax en específico es la más vendida en California. Se...

$1,350

Big Chief cartuchos de wax
  • Seleccionar opciones Este producto tiene múltiples variantes. Las opciones se pueden elegir en la página de producto
(25)

Cartuchos de Wax

Big Chief: Cartuchos de Wax

Big Chief es una marca que ofrece cartuchos de wax premium de THC/CBD. La marca es conocida por su alto contenido de THC, que suele estar entre el 80% y...

$400$550

Valorado con 0 de 5

Cartuchos de Wax

Live Resin Alien OG

Con un contenido de 1000mg de THC, este es uno de los destilados de cannabis más puros disponibles en el mercado, y está enriquecido con una selección de terpenos premium...

El precio original era: $1,200.El precio actual es: $950.

Oferta

Packwoods x Runtz Pluma de Wax desechable
  • Seleccionar opciones Este producto tiene múltiples variantes. Las opciones se pueden elegir en la página de producto
(16)

Plumas de Wax

Packwoods x Runtz

La colaboración entre las reconocidas marcas de cannabis, Packwoods y Runtz, bajo la denominación "Packwoods x Runtz," representa una alianza estratégica que fusiona la excelencia de ambas compañías en el...

El precio original era: $1,650.El precio actual es: $1,155.

Valorado con 0 de 5

Cartuchos de Wax

Afghan Kush: Cartucho de Wax 1g

Cartuchos elaborados por Pure Sunfarms. Contienen extractos de una sola cepa, y de espectro completo, no incluyen ningún otro aditivo. La cepa que contienen es la famosa Afghan Kush que...

$1,200

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *